Vivencia de la identidad
Historias de la familia Negri Crédito: Gentileza Flia. Negri

Vivencia de la identidad

Margherita llegó el 28 de febrero de 1911. Construyeron una nueva vida en Argentina, el amor floreció en tres hijos que nacieron en la ciudad de Santa Fe: Mario Manuel, Rosa María y Ángel Pascual, el menor y padre de quien contó este relato, a quien la historia no lo afectó hasta que uno de sus hijos preguntó por los recuerdos de la familia. En un lugar como Laguna Paiva llamado crisol de razas por los innumerables inmigrantes que a partir de 1908, con la construcción del ferrocarril llegaron de todas partes a crear el pueblo.

A Luis siempre le pareció normal tener abuelos italianos; con la pregunta de su hijo comprendió que no sabía nada al respecto, era como todo tapado por el negro manto del olvido que lo hizo luchar por penetrar esos misterios celosamente guardados que requerían un largo proceso de búsqueda que comenzó el 3 de agosto de 2002 en diarias preguntas, fechas, datos y dedujo que en la parroquia Sagrado Corazón encontraría el acta de bautismo de su papá. No fue así, la investigación lo llevó a descubrir que los tres hermanos fueron bautizados en Santa Fe. No logró precisar el año que sus abuelos se instalaron en Laguna Paiva. Luigi C. Negri falleció el 11 de diciembre de 1929. Margherita continuó su lucha sola para criar a sus hijos en una tierra a la que ya se había aferrado por voluntad y a pesar de toda la adversidad, su deceso fue el 22 de junio de 1966.

La tecnología, traducción de por medio, le facilitó en parte la búsqueda de datos, le permitió tener contacto con algún familiar, con avances paso a paso, lentamente pero siempre pensando en seguir y seguir. Fue así que inesperadamente se comunicó con él Roberta Filippi, quien acercó a Luis el descubrimiento de sorpresas una tras otra, pequeñas cosas que constituyeron un nuevo universo para él. Así nació el nexo con Pierángelo Cerutti, el cura del pueblo, formando una cadena de curiosidad, un largo proceso de mensajes, cartas que iban y venían motivando a Luis en su búsqueda, encendiendo la esperanza de saber donde aparecieron dos primos: Tercilio y Alfio Maggioni, que signan un antes y un después de la partida de sus abuelos enraizados en Pombia de Novara y Varallo de Pombia. La relación surgió a través de otros, donde el trabajo de Luis y sus contactos lo llevaron al descubrimiento de árboles genealógicos de las familias Pistocchini y Negri que nacen desde los años 1600 y 1700 sucesivamente, documentos que Luis desplegó ante mis ojos con la emoción pintada en los suyos.

Palabras, fechas, encantos atrapados en el tiempo descubrieron una serie infinita de elementos guardados celosamente en un perfecto orden, atesorando recuerdos llegados hasta Luis desde las difíciles primeras líneas que definen hoy, este registro que ha develado el misterio de sus ancestros. Ha recibido por correo tradicional e internet fotos, folletos, postales y cd. También él correspondió con obsequios aprendiendo cada uno la cultura del otro. Entre tantas surgió el interés en publicaciones que registraron importantes medios italianos de 2008 y 2009 en el “L’Eco Pombiere”, “Il Diálogo de Varallo Pombia” y “Novara Oggi”, además de un anuario de “Storias”, donde se editaron el relato de su búsqueda y fotografías de Laguna Paiva en diferentes secuencias, por lo que el Honorable Concejo Municipal de Laguna Paiva dictó el 4 de diciembre de 2008, la declaración de “Interés Cultural” la investigación efectuada por el profesor Luis Negri, en torno a la búsqueda de sus orígenes familiares y la repercusión provocada en aquella región italiana.Luis Negri es director del Centro de Educación Física de L. Paiva, catedrático en nivel superior en los profesorados de Educación Inicial y Primaria, prof. en Licenciatura de Educación Física en la Universidad Nacional del Litoral.

Es el relato de un sueño con compromiso moral hacia la familia y el pueblo. ¿Para que?”: “Conocer mis orígenes, dejar la prueba de que es posible, como ejemplo, al que desee hacerlo, puede contar conmigo”, dijo. Luis finalizó la entrevista agradeciendo a todos los que colaboraron con siete años de estudio en siglos de historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *